Inteligencias Múltiples

Gardner propone que la inteligencia no puede ser considerada como un grupo de diferentes capacidades específicas, sino como un conjunto de inteligencias, distintas entre sí, al mismo tiempo que están íntimamente relacionadas. Bajo este planteamiento, la inteligencia deja de ser algo inamovible, para pasar a convertirse en una capacidad que se puede desarrollar en las personas. Concretamente Gardner propone la existencia de ocho inteligencias:

Inteligencia lingüística


Se refiere a la habilidad de pensar en palabras y utilizar el lenguaje para expresar y percibir significados complejos.


Inteligencia lógico-matemática


La habilidad de calcular, cuantificar, utilizar el razonamiento lógico y realizar operaciones matemáticas.


Inteligencia espacial


Es la capacidad de pensar de forma tridimensional y de percibir imágenes, transformarlas y hacer que los objetos y uno mismo se muevan a través del espacio.


Inteligencia corporal-kinestésica


 Inteligencia vinculada a la habilidad de manipular objetos y utilizar los músculos de forma coordinada.


Inteligencia musical


Inteligencia relacionada con la sensibilidad para percibir tono, melodía, ritmo y entonación.


Inteligencia interpersonal 

Se trata de la capacidad de entender a las personas e interrelacionarse con ellas.


Inteligencia intrapersonal

Esta inteligencia se refiere a la capacidad de entenderse a uno mismo, reconociendo los puntos fuertes y debilidades.


Inteligencia naturalista


La capacidad de observar la naturaleza y entender sus leyes y procesos.


Esta gran variedad de inteligencias da lugar a que cada persona posea una combinación singular de éstas, con diferentes grados de desarrollo en cada una de ellas. Al mismo tiempo, hay diferentes maneras de ser inteligente dentro de cada tipo de inteligencia dando lugar a diferentes subtipos o variedades.