Trabajo Cooperativo

¡¡Diferentes formas de enseñar, diferentes formas de aprender!!

En este tipo de metodología el alumno es el principal protagonista, es quien crea su propio aprendizaje, por tanto esta metodología tiene que suscitar el interés del alumno, debe exigirle creación y manipulación de contenido e información, y una búsqueda activa de conocimiento en la que el alumno sea descubridor activo. El docente es por tanto un guía que acompaña al alumno en su proceso de aprendizaje y en la construcción de conocimiento. Desde este punto de vista, los estudiantes planifican, aplican y evalúan proyectos de aplicación al mundo real, totalmente conectados con su realidad y donde la tecnología está presente. Esto convierte al estudiante en partícipe de su propio aprendizaje apostando por la creatividad y la inclusión educativa. Es importante que se integren teoría y práctica en actividades contextualizadas en la realidad que viven los alumnos de forma que les permitan resolver problemas reales con los que los alumnos se sientan identificados.